El primer patin

La historia del patín viene de varios años atrás. Se cree que el primer patín fue creado alrededor de 1700 por un alemán que buscaba simular el patinaje sobre hielo típico de invierno, en verano. Pero la primera versión conocida apareció en 1760 desarrollado por un fabricante de instrumentos musicales inglés llamado Joseph Merlin.

Sin embargo, fue M. Petitbled quién patentó los primeros patines sobre ruedas en 1819, los cuales poseían solamente tres de estas. En 1823, Robert John Tyers, de Londres, diseñó unos patines llamados por él "rolitos" colocando cinco ruedas en línea debajo de unos zapatos.

En 1863, el norteamericano James Plimpton encontró la forma de hacer unos patines más maniobrables y funcionales, revolucionando con ello el concepto de los patines sobre ruedas. Plimpton inventó unos patines con cuatro ruedas, usando dos pares de ruedas, un par de cada lado y, a partir de allí, fueron creados los patines modernos de cuatro ruedas, también llamados "patines quad". Dado que los patines quad permitían un mayor control y daban mayor facilidad para doblar y patinar hacia adelante y hacia atrás, los patines de cuatro ruedas rápidamente dominaron la industria, la cual los perfeccionó en 1884 con la invención de las ruedas con baleros de bola.

El siguiente cambio importante fue el realizado en 1966 por la compañía Chicago Roller Skate Company, quién acondicionó las cuatro ruedas en una sola línea, sobresaliendo la rueda delantera y la trasera de la bota, haciéndolo muy semejante a un patín sobre hielo.

Finalmente, en 1980, los hermanos Scott y Brennan Olson, rediseñaron el patín poniéndole una bota de kockey, ruedas de poliuretano y le añadieron un freno de caucho en el talón. Más tarde, comenzaron a vender dicho patín al público y así fue como tuvo su origen la compañía "Rollerblade Inc."

Posteriormente, a comienzos de 1990, los fabricantes alemanes Viking y Raps comenzaron a experimentar con un nuevo diseño de patín en línea. En este revolucionario diseño, el chasis se unía a la bota solamente en la parte frontal mediante el uso de un resorte precargado, lo que al final permitía mayores velocidades y mejor desempeño del patinador. Había nacido entonces el Patín Clap, considerado el desarrollo tecnológico más revolucionario en la historia del patín.

Con su aceptación y uso en los Juegos Olímpicos de Invierno en 1998 y con su aprobación por parte de la FIRS a partir del 2001 en los Mundiales de Francia, el patín clap marcará el futuro del patinaje sobre ruedas por décadas.

Origen del skateboarding

Skateboarding apareció por primera vez en California en la década de 1950, cuando los surfistas tuvieron la idea de tratar de navegar por las calles. Nadie sabe realmente quién hizo el primer tablero - parece que varias personas surgieron ideas similares al mismo tiempo. Varias personas han afirmado haber inventado el monopatín primero, pero nada puede ser probado, y el skateboarding sigue siendo una creación espontánea extraña.

Estos primeros skatistas comenzaron con cajas de madera o tablas con ruedas de patines de ruedas abofeteadas en la parte inferior.

Como usted puede imaginar, mucha gente se lastimó en los primeros años de skateboarding. Las cajas se convirtieron en tablones, y eventualmente las empresas comenzaron a producir cubiertas de capas de madera prensadas - similar a las tablas de skate de hoy. Durante este tiempo, el skateboarding fue visto como algo para hacer para la diversión después de practicar surf.

En 1963, skateboarding estaba en un pico de popularidad, y empresas como Jack, Hobie y Makaha comenzaron a realizar competencias de skate. En este tiempo, el skateboarding era sobre todo eslalom de descenso o freestyle. Torger Johnson, Woody Woodward y Danny Berer eran conocidos patinadores en este momento, pero lo que hicieron parecía casi completamente diferente de lo que el skateboarding parece hoy. Su estilo de skateboarding, llamado "freestyle", es más como bailar ballet o patinar sobre hielo con una patineta.

Después, en 1965, la popularidad del skateboard se estrelló repentinamente.

La mayoría de la gente suponía que andar en patineta era una moda que había desaparecido, como el aro de hula. Las compañías de skate cerraron, y la gente que quería patinar tenía que fabricar sus propias patinetas, usando ruedas de arcilla para sus tablas, lo cual era extremadamente peligroso y difícil de controlar.

Pero entonces en 1972, Frank Nasworthy inventó las ruedas de uretano, que son similares a qué la mayoría de los patinadores utilizan hoy en día. Su empresa se llamó Cadillac Wheels, y la invención despertó un nuevo interés en el skateboarding entre los surfistas y otros jóvenes.
 

En 1978, un skater llamado Alan Gelfand (apodado "Ollie") inventó una maniobra que le dio a la patineta otro salto revolucionario.

Consistía en golpear su pie trasero en la cola de la tabla y saltar, con esto, hacía que la tabla volara por el aire. Así nació el ollie, un truco que revolucionó completamente el skateboarding, de hecho la mayoría de los trucos de hoy en día tienen como base un ollie. El truco todavía lleva su nombre, y Gelfand fue instalado en el salón de la fama del patín en 2002.

Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...